Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

Una de tantas.

A lo lejos se vislumbra el lugar, tiene una apariencia a bar, con luces neón decorándolo y tres tipos vestidos de negro lo custodian. Ella pide entrar, pese a mi presentimiento que las cosas no van bien, pero la sonrisa en su rostro me convence y la veo a legarse hasta que se pierde la silueta.
El tiempo trascurre no se cuanto, la noche comienza a caer, el miedo se apodera poco a poco de mi mente, de repente un sujeto de la nada dice; —No señito, por esta puerta entran y vaya usted a saber a donde las llevan, nunca las vuelve uno a ver—
Apenas distingo su rostro, pero mi ojos regresan a esa puerta y él dice —Sino me cree cuando los hombre se descuiden, usted entre; la puerta la lleva por detrás del escenario a mano derecha, siga el pasillo hasta el otro lado, no se detenga, ¡que no la vean!, muchas pasan por aquí y no se les vuelve a ver—
Sigo las indicaciones al pie de la letra, la noche cayo, apenas se distingue el pequeño pasillo detrás del escenario, camino y me agacho entre la tela…