miércoles, 17 de diciembre de 2008

Que hice y deje de hacer este 2008.

Y el día de hoy hago el recuento de las cosas.

Que hice y deje de hacer este 2008.

Como cada año hago un recuento de cosas de debía de hacer este 2008 y creo mi calificación es siete si bien me va, pues deje de hacer muchas cosas importantes, la razones creo fueron primero la desidia, la informalidad, la poca importancia que le doy a mis cosas, pero sobre todo creo se debe a mi poco compromiso conmigo.

Primero pondré las cosas positivas, ji ji ji.

1. Leí tres libros; dos por placer, el otro fue por la idea de comenzar mi tesis.
2. Comencé hacer un poco de ejercicio.
3. Trate de llevar con mayor frecuencia una dieta balanceada.
4. Cuide más mi aspecto.
5. Contacte a compañeros de la facultad.
6. Apoye a mi marido a lograr un sueño.
7. Me acerque a la familia, con la que no tenía mucho contacto.
8. Pague mis deudas adquiridas durante dos años.

Segundo las cosas que deje incompletas.
1. Mi tesis.
2. El libro de Teoría Organizacional.
3. Una tejido de mi madre.
4. La escalera de mi casa.

Tercero las cosas que no hice esta año.
1. No tome clases de ingles
2. Termine el proyecto de tesis.
3. No deje de comer pan
4. No deje de fumar.
5. No fui a misa.
6. No le lleve flores a un amigo.
7. No guarde dinero.
8. No me compre ropa.
9. No fui a ver a mi suegra.
10. No fui a nadar
11. No cumplí muchas promesas.

Y como cada año prometo cumplir enumerar en mis propósitos cada cosa que deje de hacer o inconclusa y espero ahora si cumplir con ellos, que mi lista quede y pueda decir en voz alta: Cumplí todos mis propósitos este año 2009.

La libertad se debe tomar con precaución, pues debemos de aprender de nuestros errores más no quedarnos con ellos.

martes, 9 de diciembre de 2008

Instantes

(autor: Don Herold, adaptación: Borges)


Si pudiera vivir nuevamente mi vida,
en la próxima trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido,
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico.
Correría más riesgos,
haría más viajes,
contemplaría más atardeceres,
subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a más lugares adonde nunca he ido,
comería más helados y menos habas,
tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata
y prolíficamente cada minuto de su vida;
claro que tuve momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría
de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,
sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca
iban a ninguna parte sin un termómetro,
una bolsa de agua caliente,
un paraguas y un paracaídas;
si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir
comenzaría a andar descalzo a principios
de la primavera
y seguiría descalzo hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita,
contemplaría más amaneceres,
y jugaría con más niños,
si tuviera otra vez vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años...
y sé que me estoy muriendo.

Jorge Luis Borges

lunes, 8 de diciembre de 2008

2009

¿Has sentido como algunos aromas te trasladan a otros tiempos?

A veces por las mañanas al salir de mí casa por algunos instantes percibo un olor particular que por algunos instantes me regresan algún momento significativo de mi vida.

La primera vez que lo percibí me di cuenta del viaje que había hecho cuando por algunos momentos volvía a ser la niña de nueve años que tiene miedo, angustia e incertidumbre al escuchar a mi madre decir; “Hija cuida tus hermanas menores” y las imágenes pasan como un vídeo donde las imágenes se mueven en cámara lenta.

Otro día recordé por el mismo olor a una vecina que siempre coincidía conmigo a las 6:00 AM cuando a mis 13 años acompañaba a mi hermana a la parada del camión. Era una mañana fría cuando nuestro recorrido habitual se vio modificado por el cuerpo de un hombre tirado al pie de la acera como dormido, cuya única diferencia eran sus ojos abiertos y secos, la veo acercase al cuerpo y la escucho claramente decir- “No te acerques esta muerto”.


Este aroma se asocia con mis momentos difíciles y hoy en día me doy cuenta que es algo que acostumbro hacer, púes lo percibo cada que oigo algún comentario sobre la crisis económica mundial que hay, cada que escucho una mala noticia referente al tema.

La semana pasada lo percibí al escuche en el metro a un par de jóvenes hablar del recorte de persona en su empresa, hoy por la mañana percibí el aroma cuando el mensajero del banco comento que la situación para él esta muy difícil, pues el viernes le avisan si conserva su empleo y por ultimo lo percibí cuando mi amiga comento que su esposo enfrenta la misma situación.

En mi caso la situación no es de todo ajena a la de los demás, pues aunque mi jefe no habla de recorte vigila de cerca cada movimiento que haces.

Creo que a futuro ese olor ser relacionara con mis recuerdos de diciembre de 2008 y en esta ocasión las palabras feliz fin de año 2008 suena fuera de contexto, creo lo mejor es decir espero que todos la libremos en el 2009.