Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

Comenzó como cualquier otro…

Era un día soleado, el cielo era azul decorado con pequeñas nubes blancas, los pastos verdes. Caminaba admirando el paisaje y solo podía distinguir la silueta del acompañante.

El camino era terregoso, parejo y del lado izquierdo un panteón complementaba la imagen. Al fondo los dolientes llevaban a su muertito, vestidos de negro, agrupados caminaban sollozando a su difunto a lo que sería su última morada. Frente a ellos un ataúd vació dejaba ver los estragos de estar años bajo tierra, su ocupante se había quedado donde, aún no lo sabía.

La gente comenzó el drama para bajar el cuerpo y los movimientos abruptos, hicieron rodar el ataúd cuesta abajo cayendo justamente sobre mi. Todo oscuro y después de unos momentos pude distinguir lo sucedido. El ataúd tenia tierra y residuos de su morador, de lado derecho una muñeca polvosa y a la izquierda un paquete cubierto de hule opaco que no dejaba ver su contenido.

Alguien me quito el ataúd de encima, yo solo mantenía mis ojos sobre el cajón, que y…

La idea bizarra.

Después de no hacerlo, volví a sentarme frente a la computadora y comencé a desintoxicar mi mente, mi consciencia, mi pensamiento.
El ser humano acostumbrado a vivir en sociedad tiende a cuestionar todo por naturaleza, pero en esta ocasión el cuestionamiento no corresponde a algo real sino a algo idealizado.
Se idealiza a el amor, el placer, el futuro, la vida, pero que es la vida sino un suceso instantáneo, sabemos cuando empieza, pero no cuando termina. Podemos creer que durar una eternidad e idealizar la idea de vida y al final el fantasma de la muerte nos hostiga.
Despierto por la mañana y comienzo la rutina, pasan las primeras horas de la mañana encerrada en un ciclo que inicia a la cinco de la mañana, termina casi a la misma hora todos los días y es justo en ese momento, en ese final, cuando caigo en la cuenta de que la vida será un instante, del cual la mayor parte de mis segundos se pasan en cosas que no valen el tiempo invertido.
Si este evento llamado vida tiene como consecuenc…