miércoles, 29 de agosto de 2012

Esperanza

Puedo dedicarte todos los versos 
y poemas de amor en esta tierra, 
pero aun asi no sabrías cuanto Te amo!

Puedo decirte cosas ricas, 
recitarte frases eroticas al oido 
y aun asi no logro que supieras cuanto Te amo!

Hoy Te amo..
más de lo que tu puedes amarme cualquier día, 
en cualquier momento.
eres como una droga que me extasia 
y pierde en un solo momento.
solo espero quedar extasiada 
y no perdida todo el tiempo!.

CORAZÓN CERRADO.

A deshoras en la oscuridad de mi alma te espero,
Sentada junto al silencio,
 recordando la caricia de tus besos
sobre mis labios húmedos que aun te esperan.

Surgen tus palabras corazón cerrado,
cansado de amar te muestras frio
congelado del alma, lo dicen tus ojos
que me miran llenos de vació.

A paso lento busco tus manos,
Toco tu cuerpo, te recorro con una caricia
Más tu eres solo un espejismo
pues la ausencia te ha ganado
y yo te he perdido.

jueves, 23 de agosto de 2012

Realidad.


A paso lento cruzo la puerta sigiloso avanzo a paso firme pero en silencio, su respiración agitada lo acompañaba, sus ojos buscaban en la oscuridad una señal algo que le indicara el camino, mas de repente un mano tibia recorrió su espalda, ante el asombro no pudo dar un paso más.
Sintió como esa mano recorría su espalda bajaba hasta su cadera, daba vuelta sobre su abdomen y se deslizaba hacia abajo, su respiración  agitada se mezclaba entre excitación y placer extremo, no sabía si dar vuelta solo seguir sintiendo, más de repente unas labios suaves comenzaron a recorrer su cuello, la humedad erizaba su piel y el placer era más a cada momento a punto de dar la vuelta sonó la alarma, era hora de ir a trabajar y tuvo que bajar al perro de la cama, pues aun con la alarma seguía lamiendo su cuellos..! Bonito día.

Agonía


El manzano se movía con calma sus hojas caían al compas del viento anunciando el otoño.
Sus ojos veían caer las hojas, pero su mente estaba ausente, atrapada en sus pensamientos, hacía tiempo que el tiempo dejo de tener sentido para ella.
Las mañanas solo eran el comienzo de la perdida y las noches eran el momento más agudo del recuerdo, su cuerpo solo era parte de la nada y todos solo eran las sombras que la conformaban.
Sentido dejo de tener estar viva y la vida se le iba sumida en el recuerdo, de lo que no podía contener,  que no volvería a tener, soñar era la mejor manera de sobrevivir, pero el sueño la consumía todo el tiempo prolongando su agonía.
Sus ojos eran la luz de sus días y sus labios de color cereza eran el oasis perfecto de su desierto, por la noches al dormir las sonrisas y los bellos momento es la música que cobijaban sus sueños, efectivamente estaba enamorada, apasionadamente enamorada.
Una mañana como cualquier otra con una sonrisa abrió la puerta y descubrió que la perfección solo es parte del efímero y nada es para siempre. Ahí estaba él con los ojos perdidos viendo hacia el suelo, rogando no escuchar la pregunta, pero sabía que el solo hecho de tocar lo ponía a merced de las respuestas.
El ultimo abrazo fue como tocar un hielo y cada que lo recuerda sus ojos se llenan de agua salada que emergen sin poder contenerlas. Su presencia en la puerta era para dar fin a sus ilusiones y ella lo sabía, ante lo que empezó a escuchar su temor, junto a todos los miedos se apoderaron de ella y su única salida a sido ver, pensar y soñar en vida hasta, hasta que la misma vida la consuma y  de sentido a lo que para ella ha dejado de ser vida.  

lunes, 20 de agosto de 2012

CAMINO



Saliendo a caminar, viendo a todos pasar, debajo de este cielo de color grisáceo solo busco la luz de tu sonrisa que es la que alumbra este cielo opacado sin tu luz.
Hoy este cielo esta gris corazón sin ti solo camino viendo pasar a todos sin poder sonreír si tú no estás, solo camino hacia ti.
Solo es el camino que busco hacia ti, solo camino hacia ti, hacia ti!!
Corazón solitario, no busques en el exterior lo que camina tu lado, cierra los ojos, veras que no estás solo, evoca el recuerdo de tus  labios sobre los míos y veras que la luz se escapa en tus sonrisas.
Al caminar, cada pareja feliz, cada muestra de cariño es la felicidad compartida, lo más bello que tú y yo hemos vivido.
No camines hacia mí, porque yo camino a tu lado…


miércoles, 1 de agosto de 2012

Idealizado!

En el sueño, él apareció y pregunto mirándome a los ojos -¿Soy lo que esperabas?-, a lo que segura respondí; Sí y fue en entonces cuando tomo mi mano y desapareció. Y tras su ausencia y en un momento de soledad, decidí caminar lentamente entre los árboles bajo el sonido de las aves, las hojas caían poco a poco y decoraban el camino de un tono melancólico.

Mi cabeza era como una tormenta de dolor, amor y placer, al final era yo, solo yo y mi soledad que a cada paso parecía ocupar todo el espació. La angustia, el dolor y mis miedos fueron más fuertes que no pude evitarlo cerrar los ojos y comprendí todo, justo ahí entre lo real y lo pleno estaba él esperándome como siempre, como nunca para siempre.

aun no sé...

Había pasado tanto tiempo, cuando regreso a su realidad, el parpadeo de sus ojos le permitían reconocer donde estaba, pero al mismo tiempo intentaba identificar su cuerpo, cuando el recuerdo la volvió a consumirla.
 La brecha por la que caminaba tenía un olor a tristeza, sus manos lastimadas tocaba para reconocer a cada paso que daba, solo podía escuchar su respiración que la asustaba, pues su corazón latía tan fuerte que tenía miedo que escapara de su pecho, instante después estaba de nuevo sentada en la banca parpadeado y reconociendo su cuerpo.
Giro su cabeza y ahí estaba el pequeño sabueso que se con sus ojos triste la miraba. Estiro la mano en señal de llamado, pero sus dedos entumidos apenas se movían. Su rostro marchito de tantas tristezas y su cuerpo cansado se negaban a dejar la banca, el sabueso le hacía caricias a sus mano, pero ella permanecía estática contemplando la tarde. Fue entonces cuando los recuerdos la invadieron.
Su sonrisa divino iluminaba todo, cuando él aparecía en sus días el universo tenía solo un nombre; su nombre. Sus ojos eran su paraíso y sus labios eran un oasis al desierto de sus días, caminar a su lado era recobrar vida y su mano; Su mano entre lazada a la suya eran un viaje cósmico del cual no quería regresar. Suspiro profundamente y se incorporo de la banca, dijo en voz fuerte –vamos a casa– Continuara…