lunes, 29 de agosto de 2016

Frente al muelle



Sus ojos profundos, me miran… quieta intento no moverme, no hacer ruido.

La bruma posa sobre el agua quieta, el aire tiene un aroma húmedo, la tierra parece mojada, el muelle une todo. A un costado el hombre me mira con sus ojos profundos y fríos, en sus brazos musculosos enredadas tiene cuerdas de colores fluorescentes (amarillos, rojos, verdes) que sujeta con fuerza en ambas manos.
Sabe que lo estoy mirando, me mira agacha la mirada, con un gran esfuerzo gala las cintas hasta el muelle y las enreda con fuerza. Lo que emerge del agua, me parece increíble, no puedo evitar verlo.
El cuerpo boca abajo de una mujer cuelga de las cintas, su rostro está cubierto por su cabello oscuro y largo, su piel tiene un tono azul; parece muerta, sus manos cuelgan y se pierden en el agua. -Levanto la mirada- el hombre sigue ahí el agua le llega a la cintura, su pecho descubierto desdibuja sus músculos, sus manos están libres da un paso hacia mí.
Son dos mujeres las que cuelgan de las cintas, ambas están colgando del muelle, a cada paso que da el hombre ellas se mueven con el agua, están muertas pienso y despierto enseguida.


Solo unos instantes había dormido.

No hay comentarios: