Ir al contenido principal

Espergesia

Yo nací un día
que Dios estuvo enfermo.

Todos saben que vivo,
que soy malo; y no saben
del diciembre de ese enero.
Pues yo nací un día
que Dios estuvo enfermo.

Hay un vacío
en mi aire metafísico
que nadie ha de palpar:
el claustro de un silencio
que habló a flor de fuego.

Yo nací un día
que Díos estuvo enfermo.

Hermano, escucha, escucha...
Bueno. Y que no me vaya
sin llevar diciembres,
sin dejar eneros.

Pues yo nací un día
que Díos estuvo enfermo.

Todos saben que vivo,
que mastico... Y no saben
por qué en mi verso chirrían,
oscuro sinsabor de féretro,
luyidos vientos
desenroscados de la Esfinge
preguntona del Desierto.
Todos saben... Y no saben
que la luz es tísica,
y la Sombra gorda...
Y no saben que el Misterio sintetiza...
que él es la joroba
musical y triste que a distancia denuncia
el paso meridiano de las lindes a las Lindes.

Yo nací un día
que Dios estuvo enfermo,
grave.

Comentarios

Entradas populares de este blog

la perdida de la fidelidad...

Según el diccionario de la Real Academia de la lengua fidelidad significa en términos de pareja “Lealtad, observancia de la fe que alguien debe a otra persona”, pero realmente esto existe.

Cuando uno contrae sus votos nupciales hace un juramento de fidelidad a la pareja que uno mismo escogió, pero ¿cuantos realmente están conscientes del verdadero significado de esta palabra?.

De acuerdo a los datos del INEGI (Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática) publicados en febrero de 2008 “En México los matrimonios disminuyeron 1.5%, en tanto que los divorcios aumentaron 3.2% en 2006 respecto al año previo” y mi pregunta es ¿cual será la causa de estos datos?

El otro día encontré una vieja amiga, la cual tras 10 años de casada en la actualidad enfrenta un proceso de divorcio, cuyos estragos ya se reflejan en su rostro y sobre todo en los miembros que conformaban su familia nuclear (Sus hijos).

Lo más difícil de la situación de esta mujer es ver a la persona que amo y juro fid…

Guíame a tu alma.

Ya no hay soledad en las noches Tus besos decoran el firmamento Tus brazos me cobijan todo el tiempo Y tus palabras acompañan mis sueños.
Mis labios susurran tu nombre, Pero tú estas tatuado en ellos Mi piel reacciona al evocarte, cierro los ojos y te siento.
Estas en mi, vives en mi Todo tiene tu nombre, Todo es ahora diferente Pues tu amor me hace fuerte Eres mi fotaleza.
Tu mirada es mi cielo, radiante Profundo inmenso Tus ojos son mi paraíso Y cabello el mar donde Quiero perderme.
Amor regálame tus besos Y sacia la sed de mi alma Cobíjame con caricias, Guíame a tu alma.